Los robots podrían desarrollar muchas tareas cotidianas en el futuro, pero ¿Robots Peluqueros?

Be Beauty Club
Ya en el año 1910 el artista frances Villemard hizo interesantes ilustraciones de cómo el se imaginaba el mundo en el año 2000, y una de ellas era una Peluquería Robótica:

Si imaginamos el futuro basándonos en las fantasías de ciencia ficción que conocemos gracias al cine o la literatura, es fácil aterrizar en un escenario en el que muchas de las profesiones que hoy desempeñamos son realizadas por máquinas más o menos semejantes a los humanos.

Estos robots son eficientes, fríos e incansables. Perfectos para realizar las tareas más duras y aburridas. ¿Pero qué hay de las creativas? ¿O de funciones que requieren de una precisión milimétrica? Y no, no estamos hablando de la pintura o la escultura, sino de algo mucho más cotidiano: la peluquería.

Be Beauty Club

El robot en cuestión de llama MA-UGV (Multi-Arm Unmanned Ground Vehicle) y fue desarrollado con Inteligencia Artificial. Su estructura está formada por tres brazos articulados que se mueven de forma independiente. En el extremo de cada uno hay una cámara, lo que le permite controlar sus movimientos en detalle.

Este robot que ahora es peluquero, a sido equipado con una máquina afeitadora, pero normalmente se utiliza para manejar herramientas de precisión, inspección de bolsas o paquetes sospechosos de contener sustancias explosivas o tóxicas y otras tareas delicadas. De hecho, fue desarrollado en cooperación con un programa de la Armada estadounidense.

¿Entonces quién no ha salido alguna vez de la peluquería arrepintiéndose de haber entrado? Para muchos cortarse el pelo es un auténtico ritual y un cambio de imagen puede necesitar algo de valor y confianza en el profesional que va a llevarlo a cabo.

Y usted, ¿Se atrevería hacerse un corte de moda en manos de un robot?